domingo, 17 de noviembre de 2019

Trece veces por minuto (III)

Soledades o Ya sólo quedamos ocho.
Soledades o ya sólo quedamos ocho.

Puede que la veas mejor si haces clic sobre la foto y luego pulsas F11.


«Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmando,
como un pulso que golpea las tinieblas,
cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Gabriel Celaya
La poesía es un arma cargada de futuro (Cantos Iberos, 1955).

Otras entradas de la misma serie:



La poesía es un arma cargada de futuro (Gabriel Celaya) - Los Zucará.




© DERECHOS DE AUTOR - COPYRIGHT ©
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - ALL RIGHTS RESERVED ©

Todas las imágenes que aparecen en este blog son propiedad exclusiva de su autor y están protegidas por la legislación española y los acuerdos internacionales sobre los derechos de la propiedad intelectual y, por tanto, no pueden ser descargadas, reproducidas y/o modificadas sin el consentimiento expreso y por escrito del autor. En caso de estar interesado/a en alguna de ellas, ponte en contacto.



Si te reconoces en alguna fotografía y no deseas aparecer aquí, dímelo y estudiaré su retirada a la mayor brevedad posible.

23 comentarios:

  1. Cada arruga de su cara, nos habla de su vida de sacrificio. La huella de los años ha quedado imprea en sus años. Arrugas que lleva con mucha dignidad. La belleza no está en tener un físico perfecto, está en el interior de cada uno y en ese sereno semblante, con la tranquilidad de que nunca le ha hecho mal a nadie.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. El retrato es impresionante Miguel y con Paco Ibañez cantando a Celaya más aun. Un tema que podría cantarse hoy y seguir de actualidad.
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Fernando, en mi opinión Celaya no es que esté de actualidad, sino que, en medio de esta civilización del espectáculo que nos ha tocado vivir, el pensamiento de Celaya sobre una poesía comprometida socialmente es una absoluta necesidad. Este proyecto de "Trece veces por minuto" (no se hasta dónde seré capaz de desarrollarlo) nace de la lectura de "La poesía es un arma cargada de futuro" al sustituir en mi mente las palabras "poesía" y "cantares" por "fotografía" y "fotos". Prueba a hacerlo.

      Lo que no me atrevo a proponer es que todos cuantos nos movemos en este ámbito de los blogs de fotografía publiquemos, una vez al mes y bajo ese título de "trece veces por minuto", una fotografía en la que no importe su belleza y perfección técnica, sino su compromiso social. Sería espectacular ¿no crees?.

      Gracias y un abrazo,

      Eliminar
  3. This portrait is fabulous, Miguel!
    It tells a life story of the woman who lived long life, who probably had happy and not happy moments.
    You created art! And this art should be displayed in the very nice gallery.
    A hug.

    ResponderEliminar
  4. Magnifico retrato, amigo... Pleno de vida y vivencias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Estupendo primer plano, Miguel, que nos permite apreciar a la modelo con todo lujo de detalle.Bonito retrato.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Que bonito poema y que bonito retrato, esa cara llena de los surcos de la vida merecian sin duda este blanco y negro, ,un gran trabajo,saludos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Magnífico retrato; es el relato de una vida muy trabajada. Del poema no digo nada porque ya lo dice Celaya.

    Salu2

    ResponderEliminar
  8. Absolutamente magistral y excepcional retrato. Las texturas juegan un papel básico en este impecable B/N.
    Un fuerte abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  9. Excelente el retrato y la poesía. Es el triunfo de la belleza interior.
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar

  10. La vida es hermosa a todas las edades, el hecho de que hay arrugas pero la vida está llena de desafíos y las acciones de nuestro lado también son acciones que no veremos, pero la acción del espíritu santo tiene un enorme poder incluso frente a enfermedades y otros eventos de la vida incómodos. Veamos esto como una lección de vida y experiencias que están en camino, disfrutemos de la proximidad de Jesús.
    Una gran foto.

    ResponderEliminar
  11. Un retrato con muchísima fuerza, extraordinariamente editada y que acompañada del texto hace que sea GRANDE !!!

    abrazos

    ResponderEliminar
  12. Un mapa de arrugas que no quiere ver lo que tiene delante, quizá por ser desagradable, feo o incluso monstruoso. A lo mejor me equivoco y la cerrazón de esos ojos responde al instnate previo a echarse a llorar por la visión de un ser querido o por una sorpresa inesperada. Prefiero lo otro, lo segundo, lo ligado a la felicidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante observación, Carmen. En realidad sus ojos están entrecerrados, sí, pero más bien creo que por el peso de los años y las soledades. En ese momento estaba hablando conmigo, un extranjero para ella que ni siquiera habla su idioma pero que la escucha y entiende. Rememoraba tiempos mejores y me contaba cómo el pueblo se fué quedando vacío: "Ya sólo quedamos ocho, todos viejos como yo, y vamos muriendo poco a poco. Cuando muera el último ya no habrá pueblo".

      Me sorprendió la sabiduría encerrada en su última frase porque es cierto, los pueblos no son las piedras, los edificios y ruinas del pasado; los pueblos son las gentes que los habitan o habitaron. Si desaparecen las personas ya no queda pueblo alguno.

      Gracias, Carmen y un abrazo.

      Eliminar
  13. A perfect portrait. I'm delighted.
    Miguel, you are a great photographer!
    I send hugs and greetings.

    ResponderEliminar
  14. ·.
    Impresionante retrato. Mirando su cara se diría que has plasmado la historia de la Tierra, oculta en sus surcos.
    Me ha encantado tu respuesta a Carmen. Cuando todos nos hayamos ido, habrá vida en la Tierra, mejor vida, pero ya no será un hogar.
    Un abrazo Miguel

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
  15. Penetrante de humanidad, la vejez, la espera.
    Un magnifico retrato de gran claridad en la
    mirada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Un retrato muy elocuente, Miguel. En realidad es como si se viera toda la vida de esa persona. La expresión, la piel y el BN te atrapa e hipnotiza.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Que bien has reflejado su vida. Impresiona este rostro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar