jueves, 28 de noviembre de 2019

Punto de Encuentro

Guarda, Portugal.
Guarda, Portugal.

Puede que la veas mejor si haces clic sobre la foto y luego pulsas F11.


La rutina se repetía invariablemente todos los días. Siempre había uno de ellos, no importa cuál, que preguntaba: «¡Qué! ¿Mañana dónde quedamos?». Y, del mismo modo, otro respondía: «Delante de la Iglesia de la Misericordia».

Ese domingo había elecciones y, juntos, se dirigieron a votar.

---oOo---

Texto tomado de: «Han ser contos».
Atribuido a: Miguel Arcángel de Vallejera y de Riofrío.




© DERECHOS DE AUTOR - COPYRIGHT ©
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - ALL RIGHTS RESERVED ©

Todas las imágenes que aparecen en este blog son propiedad exclusiva de su autor y están protegidas por la legislación española y los acuerdos internacionales sobre los derechos de la propiedad intelectual y, por tanto, no pueden ser descargadas, reproducidas y/o modificadas sin el consentimiento expreso y por escrito del autor. En caso de estar interesado/a en alguna de ellas, ponte en contacto.



Si te reconoces en alguna fotografía y no deseas aparecer aquí, dímelo y estudiaré su retirada a la mayor brevedad posible.

19 comentarios:

  1. Es cosa curiosa, siempre están los mismos y en el mismo lugar. Cuando estuve en Isla Cristina, siempre me encontraba un grupo de jubilados conversando en unos bancos de una conocida plaza. Ya cuando pasaba por ella, me eran conocidas sus caras.

    Buena instantánea, fruto de la realidad, de la vida en los pueblos.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Una escena muy habitual en casi todas las poblaciones pero además de captar la instantánea le has sacado hasta un pequeño relato con mucha miga.
    Un abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  3. Las rutinas son importantes, sí, tranquilizantes y reasegurantes.

    PODI-.

    ResponderEliminar
  4. Una escena urbana cargada de espontaneidad, sobre todo por el caballero de la izquierda, que actúa como maestro de ceremonias.
    Un abrazo, Miguel.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta la escena, los jubilados quedando hasta para ir a votar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Priceless, absolutely priceless moment where the older men are sharing their everyday life.
    Spontaneous and very interesting photograph!
    A hug.

    ResponderEliminar
  7. Discutiendo la actualidad o arreglando el pais. Son nuetros mayores!
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Excelente b/n para una escena cotidiana (y en la cotidaniedad incluyo las jornadas electorales, jeje), con unos personajes muy bien definidos y que encajan perfectamente en el siempre acertado texto con que acompañas tus imagenes.
    Un fuerte abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  9. La vida en los lugares sencillos tiene esas cosas... La vida despide humanidad... Me encanta

    ResponderEliminar
  10. Una estupenda escena donde la realidad se
    va moldeando. Captada con maestría como
    siempre.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Ay los jubilados con sus rutinas. Ahora no penseis que todos somos iguales, algunos tenemos mucha actividad diaria. Una escena muy simpática captada y editada de manera excelente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Esperemos que hayan votado bien...

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  13. Bonita foto, Miguel, Una imagen que nos muestra el devenir diario del lugar y sus paisanos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Una estampa que puede tener en cualquier lugar del mundo. Un grupo d emayores que hablan del tiempo y de los recuerdos, de cómo están los nietos y del mundo, del fútbol y de las pensiones. Y, al cabo, se unen para echar una partidita y pasar un buen rato.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Tertulia después del voto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. ·.
    Donde siempre, sería una respuesta más española.
    Visto que te han pillado las elecciones, y a mi la desde Lisboa hacia arriba Douro incluido.
    Como siempre, la foto estupenda. Un gran B&N y una bella estampa de la vida plácida de los jubilados. Prisa nunca, por supuesto.
    Un abrazo contista.

    LMA · & · CR

    ResponderEliminar