jueves, 29 de septiembre de 2022

Veintinueve de Septiembre, festividad del Arcángel Miguel.

Arcángel Miguel. Talla del siglo XIV en piedra policromada, Catedral de Palencia.
Arcángel Miguel. Talla del siglo XIV en piedra policromada, Catedral de Palencia.

Puede que la veas mejor si haces clic sobre la foto y luego pulsas F11.



Hace tan solo unos pocos días me encontré con esta pequeña talla en piedra policromada de mi santo patrón el Arcángel Miguel cuando visitaba la Catedral de Palencia que cumple ahora 700 años, más o menos los mismos que tiene la imagen puesto que también es del siglo XIV.

El gran jefe de las milicias celestiales aparece aquí desprovisto de casco y armadura y con sus alas plegadas, sin pisotear la cabeza del demonio vencido, apoyado en el escudo como si estuviese cansado de representar el papel de bravo luchador y, en las manos, nada de espada flamígera a punto de atravesar el pecho de Satanás, sino una humilde lanza de madera. Con cara de bonachón, destacan en él sus grandes ojos y manos, atributos que simbolizan la inteligencia que nos hace humanos y cercanos a la divinidad, así como un aspecto general que nos viene a decir: «Déjense de guerras y huevadas, mi triunfo es el del bien sobre el mal, el de la justicia —por eso a veces me representan con una balanza— sobre la injusticia, la búsqueda del equilibrio. ¡Ah! Y recuerden, yo nunca maté a Satanás,  me limité y me limito a mantenerlo a raya ¡Cómo iba a matarlo si era mi mejor amigo y actuaba como fiscal general, representante de la acusación pública, en mi Tribunal Supremo! Su error fue el de copular con una hembra humana que, para más, quedó embarazada. Cuando el Patrón se lo reprochó se reveló contra Él y, eso sí, que nadie se meta con el Jefe porque entonces me pongo la armadura y... ¡Ay de aquel que se cruce en mi camino!»

En cuanto a los aspectos técnicos de la fotografía he dudado mucho sobre si eliminar el fondo y poner uno neutro y sobre si suavizar o no las texturas. Con respecto al fondo he decidido mantener el contexto en el que la talla aparece expuesta y, sobre el resto, he optado por conservar tal cual, sin aminorarlos, los efectos del tiempo. Al fin y al cabo, por muy Arcángel que sea mi patrono, setecientos años no pasan en balde y sin dejar rastro. Espero no haberme equivocado.
 



Llamando a San Miguel - Grupo de Palos San Miguel Arcángel.




© DERECHOS DE AUTOR - COPYRIGHT ©
© TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS - ALL RIGHTS RESERVED ©

Todas las imágenes que aparecen en este blog son propiedad exclusiva de su autor y están protegidas por la legislación española y los acuerdos internacionales sobre los derechos de la propiedad intelectual y, por tanto, no pueden ser descargadas, reproducidas y/o modificadas sin el consentimiento expreso y por escrito del autor. En caso de estar interesado/a en alguna de ellas, ponte en contacto.



Si te reconoces en alguna fotografía y no deseas aparecer aquí, dímelo y estudiaré su retirada a la mayor brevedad posible.


13 comentarios:

  1. Así que San Miguel también se las tenía con dragones, y más cosas que descubro en tu texto.
    Felicidades, por lo que a santo se refiere.

    podi-.

    ResponderEliminar
  2. Si que tiene cara de buena persona.
    Felicidades Miguel

    ResponderEliminar
  3. prachtid 700 jaar oud en nog zo mooi.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades Miguel!!!! Un fuerte abrazo desde Cantabria!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que no te has equivocado al respetar la foto tal cual la tomaste con los defectos en la talla propios del transcurso del tiempo. Podríamos decir que es la versión pacifista del Arcángel Miguel.
    ¡Ah! y Felicidades por la onomástica.

    ResponderEliminar
  6. Bien retratado ese arcángel en todo su detalle. Abrazo y felicidades

    ResponderEliminar
  7. Felicidades por tu onomástica Miguel. Bonita foto de esta talla que como bien dices no ha pasado el tiempo en balde por ella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Antes que nada, felicidades por tu onomástica.
    Sobre la talla, desde luego gtiene cara de no haber roto un plato en su vida. Hay que ver como exageran los "leyenderos".
    Un fuerte abrazo Miguel

    ResponderEliminar
  9. ¡Felicidades Miguel! La talla es una maravilla, y es verdad que no tiene cara de guerrero ni nada parecido. Creo que has acertado en dejarla sin ningún retoque, es una foto muy bonita y me parece genial tu comentario.
    La llamada a San Miguel es auténtica, eso de "si tu te descuidas San Miguel lo monta to"... es buenísimo.
    Un abrazo y que disfrutes de tu día

    ResponderEliminar
  10. Estuve hace ya unos años en esa catedral y tuve que pasar por ella.
    Felicidades Miguel. Besos.

    ResponderEliminar
  11. First of all, congratulations on your birthday.
    A beautiful sculpture.
    Happy weekend:)

    ResponderEliminar